Nos conocerán por cómo nos amamos: la historia de Marvin

Nos conocerán por cómo nos amamos: la historia de Marvin

by
Daniel Sperry para Noticias Nazarenas
| 27 Aug 2021
Image
Marvin

Un joven llamado Marvin se enfrentaba a cadena perpetua. Su líder de jóvenes, Jennie Noriega, dio un paso al frente y trabajó con su abogado para que Marvin pudiera tener una nueva identidad. La pasión de Jennie por luchar a favor de Marvin brotaba a partir de sus propias experiencias de vida.

Marvin creció sin hogar, junto con su padre, durante gran parte de su infancia. El comportamiento abusivo de su padre y la adicción al alcohol impedían que pudiera proveer para las necesidades de Marvin de manera constante. En la escuela, Marvin comenzó a meterse en líos, lo que provocó más problemas fuera de la escuela a medida que iba creciendo. Mientras estaba en la escuela secundaria, Marvin comenzó a vender drogas para obtener su propio sustento.

“Fue difícil, no tenía esperanzas en ese momento”, dijo Marvin. “Incluso me pregunté: '¿Por qué estoy aquí? "¿Cuál es mi propósito? Me preguntaba mucho esto. Y muchas noches simplemente lloraba, preguntando '¿Por qué a mí?'”

En la escuela, Marvin se hizo amigo de Destinee. La madre de Destinee, Jennie Noriega, es pastora asociada en Total Life Church y ha estado conduciendo un estudio bíblico para jóvenes. Aunque Destinee le insistía a Marvin para que asistiera al estudio bíblico, él continuaba rechazando sus invitaciones.

Una noche, Marvin y su amigo caminaban por el centro de Kansas City cuando Destinee, junto con su madre y algunos otros adolescentes del grupo de jóvenes, lo vieron. Noriega invitó a los dos a tomar un helado y lo hicieron. Marvin se dio cuenta instantáneamente de que había algo diferente en Jennie.

“Ella realmente me mostró el amor de Cristo”, dijo Marvin. “En ese momento, no sabía que [era Jesús], pero me di cuenta de que ella realmente era una persona cariñosa y eso es algo que nunca había visto”.

Marvin comenzó a asistir a grupos de jóvenes y a los estudios bíblicos. Finalmente aceptó a Jesucristo en su corazón el 1 de enero de 2020 en una fiesta de Año Nuevo que organizó Noriega. Pero las cosas se pondrían más difíciles para Marvin.

Su padre lo sacó de la casa al comienzo de la pandemia y Marvin recurrió a sus antiguas costumbres en las calles. Cometió un robo a mano armada para poder comprar alimentos y finalmente fue enviado a la cárcel donde enfrentaba una condena de 60 años de prisión a cadena perpetua. Se dio cuenta de que estaba solo; solo él y sus compañeros de celda. Nadie en el exterior parecía preocuparse por él, excepto Jennie.

Noriega había estado antes en el lugar de Marvin. Había estado sin hogar, abusada por su padre y abandonada por su madre, al igual que en la vida de Marvin. Ella misma había pasado un tiempo en prisión. Un domingo, Noriega asistió a la iglesia y oró con una mujer que solía tocar a su puerta todas las semanas para extenderle la mano y llevarla a la iglesia.

Ella vino al Señor gracias a los cristianos fieles y persistentes de la Iglesia del Nazareno Sandia en Albuquerque, Nuevo México. Habiendo tenido antecedentes similares, la experiencia de vida de Noriega se cruzó con la de Marvin así que Noriega siguió buscándolo.

Noriega empezó a depositarle dinero en su libro de cuentas en la cárcel, algo que alguien también había hecho por ella cuando estaba en prisión. Marvin solía llamarla para ponerse al día con el estudio bíblico semanal. Con el tiempo, comenzó a dirigir a sus compañeros de prisión en el estudio bíblico en la prisión.

Después de trabajar persistentemente "detrás del telón" con el abogado y el oficial de libertad condicional de Marvin, Noriega pudo apelar el caso de Marvin ante un juez para retirar los cargos en su contra. Las oraciones de Jennie y Marvin fueron respondidas: el juez retiró todos los cargos contra Marvin.

“La gracia de Dios para mí fue una segunda oportunidad”, dijo Marvin. “Él me hablaba durante los tiempos difíciles, incluso cuando yo no lo reconocía. Él salvó mi vida, así que Su Gracia lo es todo para mí".

Marvin desea compartir su historia para que otros puedan llegar a conocer al mismo Dios que lo salvó, lo rescató y lo sigue amando. Ha sentido un llamado al ministerio y espera seguirlo después de terminar la escuela secundaria.

“[Dios] me ha estado diciendo que tengo que hacer más por el Reino. No puedo quedarme ahí con los brazos cruzados y esperar el aplauso de los hombres”, dijo Marvin. “Tengo que hacer más por él. Mi objetivo este año es llevar a alguien a Cristo”.

Comments

Recientes

Image
Philippines Local W&W

Nazarenos en Filipinas se unen para celebrar…

24 Sep 2021
Go to content
Image
Oil Change

Iglesia en Indiana sirve a la comunidad a…

24 Sep 2021
Go to content
Image
Argentina Missions

Distritos en Argentina usan la creatividad…

24 Sep 2021
Go to content
Image
Mark Lancaster

Mark Lancaster fue nombrado como…

24 Sep 2021
Go to content

Más Popular

Image
Philippines Local W&W

Nazarenos en Filipinas se unen para celebrar…

24 Sep 2021
Go to content
Image
Oil Change

Iglesia en Indiana sirve a la comunidad a…

24 Sep 2021
Go to content
Image
Argentina Missions

Distritos en Argentina usan la creatividad…

24 Sep 2021
Go to content
Image
Africa Whatsapp

Ministerio en África Oriental utiliza…

17 Sep 2021
Go to content

Newsletter