La Convención de MNI concluye con reconocimientos y celebración

Indianapolis, Indiana

Los delegados de Misiones Nazarenas Internacionales se reunieron con un espíritu de celebración y unidad el jueves hasta el último día de la convención el viernes. Cada taller de MNI se ofreció por segunda vez a un público abarrotado, luego los delegados arrojaron pelotas de playa cuando ingresaron a la sesión plenaria, mientras que el cuarteto de Guatemala cantaba una música animada antes de la sesión.

El recién reelecto presidente Global de NMI, Philip Weatherill, entregó los Premios al Servicio Distinguido a los superintendentes generales jubilados Jerry D. Porter y JK Warrick por su apoyo activo a NMI y su liderazgo. Weatherill notó que Porter "tenía gafas retro con marco negro y yo tenía el pelo negro" cuando se conocieron en República Dominicana en 1976. Dijo que Warrick se ha vuelto "un buen oyente desde que llegó a comprender esta función". La convención aplaudió con entusiasmo a los dos recipientes del premio.

Luego del anuncio del Concilio Global recién elegido y del Concilio Ejecutivo Global de MNI, el Director de Misión Global Verne Ward dirigió la conferencia en un momento especial de oración por los nuevos líderes.

Durante la sesión plenaria final, Lola Brickey, directora global de MNI, presentó un poderoso desafío. Se centró en la vida de Ada Bresee, quien se desempeñó como vicepresidenta de lo que ahora es el Concilio Global de MNI.

"Sería fácil decir que lo que ella hizo no era necesario, pero Susan Fitkin (presidenta de MNI) no podría haber logrado lo que hizo sin Ada", dijo Brickey.

De la misma manera, "no podemos hacer lo que hacemos sin ustedes", continuó Brickey. "Necesitamos que continúen involucrados y que ofrezcan sus habilidades únicas dadas por Dios a MNI para avanzar en el reino de Cristo".

La Superintendente General, Emérita Nina G. Gunter, ex directora Global de MNI, hizo una oración de bendición sobre los delegados. Después de una presentación sorpresa, Weatherill inauguró la convención con una lectura de Josué. Una lluvia de cintas celebratorias cayó sobre los asistentes mientras salían.

"He disfrutado la convención", dijo el delegado Corey Chesson. "Hicimos mucho, y fue rápido y divertido".