Los cultos de inauguración resaltan la unidad en la diversidad

Indianapolis, Indiana

El servicio de adoración del jueves por la noche comenzó con música pre-servicio en español del grupo guatemalteco Qatrium. La orquesta también ofreció música de preludio para el servicio. El tema del servicio "Un Cuerpo", fue presentado con un montaje de vídeo con Nazarenos de todo el mundo compartiendo sobre la unidad.

El Superintendente General Jerry D. Porter dió el saludo de apertura, recordando a la multitud la importancia de la hospitalidad para con los que nos sirven esta semana. Presentó One Heart - Many Hands, un grupo de Nazarenos que han pasado la semana involucrados en proyectos de servicio en toda la comunidad.

Phillip Weatherill, presidente mundial de Misiones Nazarenas Internacionales, saludó a la congregación e introdujo el video del centésimo aniversario de MNI. Weatherill recalcó el hecho de que casi 300 personas por día vienen a Cristo en la Iglesia del Nazareno en todo el mundo. Lola Brickey, directora de MNI Global, también saludó a la asamblea e introdujo la muy esperada marcha de las banderas de las naciones.

Ron Dalton dirigió a la congregación en oración después de la procesión. Porter señaló que todas las ofrendas recibidas sobre la meta del evento de $250,000 serán enviadas para ayudar a los refugiados sirios en todo el mundo. Porter también presentó al superintendente general Gustavo Crocker, quien presentó su mensaje después de las lecturas bíblicas de los representantes de cada una de las seis regiones mundiales de la denominación y la canción "We Will Stand".

El mensaje de Crocker fue basado en 1 Corintios 12:12-26, enfatizando la metáfora de "un cuerpo", citando que la Iglesia es la encarnación de Jesús y la unidad de Jesús con el Padre. Crocker enfatizó que en la Iglesia hay "unidad en la diversidad", y en esta diversidad encontramos belleza y fuerza. Crocker mencionó específicamente las formas en que cada región - África, Asia-Pacífico, Eurasia, Mesoamérica, América del Sur y EE.UU. / Canadá - contribuye a la diversa belleza y la fuerza de la Iglesia del Nazareno y su misión. Del mismo modo, Crocker hizo enfasis en las congregaciones locales que han dado forma consistente a fortalecer la misión, además de recalcar la importancia de cada miembro y cada iglesia constantemente contribuyendo todo lo posible en el tiempo, dando, y otros medios de sacrificio para fortalecer todo el Cuerpo de Cristo.

Crocker contó emocionantes historias de su propia vida y las vidas de personas en todo el mundo que resaltaron la importancia de ser un cuerpo consistentemente amoroso y conectado como la Iglesia.

"La Iglesia es un cuerpo que se preocupa por los últimos, los menos y los perdidos", dijo. "Una iglesia global sufre con aquellos que sufren y se regocija con aquellos que se regocijan. Somos uno."

Repitió la filosofía "Ubuntu" de los pueblos africanos: "Nosotros somos; por lo tanto, yo soy."

El servicio se cerró con una invitación a todos a encontrar a alguien de una cultura y generación diferentes, y orar juntos.

"Esta es tu Iglesia, Padre", oró Crocker, "Derriba cualquier barrera que haya entre nosotros".