Uno en Espíritu

Indianapolis, Indiana

"Un Espíritu" fue el énfasis del culto de adoración del viernes por la noche, la sgunda parte del lema de la Asamblea General "Un Cuerpo, Un Espíritu, Una Esperanza, Un Señor, Una Fe". El servicio comenzó con un saludo e invocación por parte del Superintendente General J.K. Warrick antes de que el Presidente Global de Juventud Nazarena Internacional, Gary Hartke, diera la bienvenida a la reunión y a los delegados de la JNI de sitios de todo el mundo a través de video en vivo. Hartke habló del establecimiento de la JNI (antes Nazarene Young Peoples Society) en 1923.

Una mezcla de canciones de adoración que enfatiza la obra del Espíritu Santo precedió a la bienvenida de Dan Copp, comisionado la Junta Internacional de Educación. Copp señaló que más de 50,000 estudiantes Nazarenos están inscritos en todo el mundo hoy en día.

El Superintendente General David W. Graves predicó de Joel 2 y Hechos 2, resaltando la promesa de Dios de "derramar Su Espíritu en toda la gente". Graves recordó que, gracias a la fidelidad de Dios, podemos "mantener inquebrantablemente las promesas que profesamos, El que promete es fiel "(Hebreos 10:23). La promesa de Dios de "derramar Su Espíritu" puede ser confiada por la fidelidad de Dios.

Graves enfatizó además que Dios nunca derrama Su Espíritu simplemente con el propósito de entretener. En cambio, Dios derrama Su Espíritu para darnos el poder de "tomar el Evangelio de Jesucristo a todo el mundo".

"Dios quiere derramar su Espíritu de nuevo hoy, tal como lo hizo en el Pentecostés", dijo Graves.

El don del Espíritu de Dios no se limita a sólo un grupo de personas. En cambio, "todos los que invocan el nombre del Señor" pueden confiar en la promesa de Dios de recibir la plenitud del Espíritu Santo. En las palabras de Graves, "Dios derramó, derrama y continuará derramando Su Espíritu". También, "el Espíritu Santo no discrimina en base a género, raza o clase social", como nos recuerda Joel 2. De hecho, según Graves, "¡El Espíritu de Dios es para todos nosotros!" '

Graves recordó a la congregación que los jóvenes están haciendo la diferencia en el mundo y son necesarios para la Iglesia para ayudar a llevar a cabo la misión de Cristo. Él compartió un ejemplo de un grupo de adolescentes cristianos que recientemente han formado una Iglesia Nazarena en Hong Kong. La Iglesia también necesita adultos activos que "sueñen sueños". Usando el ejemplo de Phineas Bresee en el cual fue usado por Dios para iniciar la Iglesia del Nazareno a los 56 años, Graves reconoció la necesidad de que todos estén llenos del Espíritu, el Espíritu que Dios promete "derramar sobre todas las personas", no sólo para salvarnos, sino también para llenarnos.

Tags: