La Asamblea General del 2013 votó para adoptar nuevos terminología y nuevas responsabilidades con el propósito de animar a los ministros con credenciales, asignados o no asignados, a establecer patrones de aprendizaje continuo para mejorar sus habilidades ministeriales, profundizar su entendimiento bíblico y teológico y promover la salud personal y familiar.

En vez de “Educación Continua”, la terminología nueva es “Aprendizaje de Toda la Vida”. El estándar mínimo es de “20 horas” anualmente. Esto ha de ser reportado anualmente por todos los ministros con licencia de distrito y ordenados.

El siguiente párrafo (Manual de la Iglesia del Nazareno, 2013-2017) afirma lo que se espera de los ministros nazarenos, asignados o no asignados. Los ministros nazarenos con estatus de retirado oficialmente otorgado por sus respectivas asambleas de distritos son animados a continuar sus esfuerzos de aprendizaje de toda la vida pero son eximidos de el requisito.

Un ministro, habiendo cumplido los requisitos de un curso de estudios validado para el ministerio, mantendrá un patrón de aprendizaje de toda la vida que resalte el ministerio para el que Dios lo ha llamado. Una expectativa mínima consiste en 20 horas de aprendizaje de por vida cada año determinado por la región o grupo lingüístico, y por su Guía Regional de Desarrollo Ministerial para la Ordenación. Todos los ministros licenciados y ordenados, con asignación y sin asignación, deberán informar su progreso en un programa de aprendizaje de toda la vida como parte de su informe a la asamblea de distrito. Un informe actualizado de su programa de aprendizaje de toda la vida se usará en el proceso de revisión de la relación de la iglesia con el pastor y en el proceso de llamamiento de un pastor. La Guía de Desarrollo Ministerial para la ordenación de una determinada región/grupo lingüístico contendrá los detalles relacionados al proceso de acreditación y de informe. Al no cumplir estos requisitos por más de dos años consecutivos, se exigirá al ministro ordenado que se reúna con la Junta de Estudios Ministeriales en su reunión regular. La Junta de Estudios Ministeriales dará dirección al ministro para completar el aprendizaje de por vida requerido. (115, 123, 514.12, 536.15)

Otros párrafos del Manual acerca del aprendizaje de toda la vida:

129. Las responsabilidades de la junta de la iglesia serán:

129.9. … estimular y sostener el compromiso de aprendizaje de toda la vida del pastor y sus ayudantes planificando y proveyendo el presupuesto requerido.

514. Los deberes medulares de un pastor son:


514.12 Cumplir con las demandas de Dios y de la iglesia de involucrarse en un programa de aprendizaje de toda la vida. (536.15)

536.15. Se espera que todos los presbíteros y diáconos participen en el proceso de aprendizaje de toda la vida y que cada año completen dos créditos de educación continua, o su equivalente, bajo la administración de la Junta de Estudios Ministeriales de Distrito. (527.6)*

231.4. La Junta de Estudios Ministeriales de Distrito será responsable, en cooperación con las instituciones nazarenas oficialmente reconocidas para la preparación ministerial y la Oficina de Desarrollo Ministerial a través del respectivo Comité Consultivo del Curso de Estudios (COSAC, por sus siglas en inglés), y bajo la dirección general del superintendente de distrito, de la promoción de la educación continua para ministros ordenados y cualquier otro personal ministerial del distrito. La educación continua deberá incluir cursos sobre ética ministerial con atención particular a la forma en que los miembros del cuerpo ministerial puedan evitar conducta sexual impropia.

*Favor de notar que aunque los párrafos 536.15 y 231.4 parecen sugerir que el requisito de aprendizaje de toda la vida aplica solo para ministros ordenados, el requisito se extiende también a todos los ministros con licencia de distrito que se han graduado del Curso de Estudio (vea el párrafo 527.6 arriba)