Iglesia en Alabama y misioneros en África unen fuerzas para llevar esperanza a Malawi

Cuando Greg Tinker asumió el pastorado en la Iglesia del Nazareno Saragossa hace 18 años, pidió que su salario fuera donado a las misiones.

"Desde el principio nuestro objetivo se convirtió en ofrendar la mitad de lo que recibíamos. Queríamos enfocarnos en las misiones y ayudar a los demás", dijo Tinker. 

Como resultado, el alcance de la iglesia ha ido en crecimiento. La iglesia ofrenda regularmente a varias organizaciones locales además de su aporte al Fondo para la Evangelización Mundial, y tiene una conexión muy fuerte con las misiones en Haití.

“Es una bendición el tener a un pastor y una iglesia en el distrito con tanta pasión por las misiones”, dijo Greg Story, superintendente del Distrito Alabama Norte. “Ellos están comprometidos en las misiones locales y en el exterior”. Nunca había visto una iglesia con tal compasión que los motiva a encontrar diferentes formas de ayudar a los demás. Verdaderamente son una bendición para los demás”.

En mayo de 2017, Tinker se reunió con los misioneros nazarenos Wellington y Helen Obotte, una pareja originaria de Kenia que trabaja en Malawi, Zambia y Zimbabwe. Las iglesias de Alabama ofrecieron asociarse con la pareja en la compra de un vehículo para ayudarlos a viajar por los diferentes países. 

La familia Obotte también tenía otras necesidades relacionadas con la construcción de un centro de conferencias de tres edificios en Malawi. Saragossa envió un equipo de siete personas del 5 al 21 de julio para trabajar con otros nazarenos en la construcción del segundo edificio. Más tarde, la iglesia envió más fondos para ayudar a completar el trabajo. 

El 2 de octubre se esparció la voz de que se había completado la construcción del edificio, y que la iglesia recaudaría $40,000 entre noviembre y diciembre para construir un tercer edificio de conferencias. Este edificio estaría destinado para ofrecerle una educación bíblica universitaria a los ministros africanos ya que la mayoría no tiene transporte y se veía con la necesidad de encontrar otras opciones en sus cercanías.

Mientras se encontraban trabajando allí durante el mes de julio, se enteraron que a los cristianos se les había dicho que solamente podían utilizar algunos pozos si se adherían a otros grupos religiosos no cristianos. 

"Entonces, es agua por coacción", dijo Tinker. "Prácticamente, los cristianos han sido marginados y expulsados".

Él dijo que al contar con pozos las personas tienen acceso a agua limpia para cocinar, beber y limpiar, algo que los estadounidenses simplemente dan por hecho al abrir la llave del agua. 

"Mientras pensábamos y orábamos sobre eso, Dios nos hizo sentir que necesitábamos involucrarnos en la perforación de pozos donde el agua es gratis y la gente no es coaccionada de ninguna manera", dijo Tinker. "Pueden venir al pozo, pueden recibir agua gratis, pero los perforaríamos en las cercanías de una iglesia para que cuando vengan a obtener el agua física, también puedan recibir el agua viva de Cristo".  

Así que le presentó la idea de financiar los 10 pozos más importantes a su iglesia y a los miembros de un grupo de estudio bíblico. Con entusiasmo, ambos grupos aceptaron ayudar. 

El costo de cada pozo era de $6,000. Varias personas dieron $8,000 cada una para depositarlos en una cuenta ya establecida, y tres pozos fueron perforados inmediatamente. Otro hombre se le acercó a Tinker directamente para platicar de la situación. 

"El hombre sacó su chequera e hizo un cheque de $5,000", dijo Tinker.

Tinker predijo que terminarían de recaudar el dinero para mayo de 2019, y que financiarían aproximadamente un pozo por mes. Ahora, en el lapso de aproximadamente dos meses, se han recaudado casi $50,000. 

"Se han perforado seis pozos y ya están funcionando", dijo Tinker. "El dinero ha sido enviado para [construir] el séptimo y octavo pozo, y vamos por el pozo número nueve. A causa de eso, personas han llegado a Cristo. Como resultado una iglesia ha sido plantada".

Técnicamente, se necesitan $10,000 más para el proyecto actual, pero Tinker y la Iglesia Saragossa no piensan parar una vez se recaude ese dinero. 

"Lo que esperamos es que esto continúe, que 10 no será el punto final", dijo Tinker.

Todo el dinero recaudado se destina directamente a la perforación de los pozos, ya que no hay gastos generales en ninguno de los extremos del proceso debido a que la Iglesia Saragossa cubre los gastos de transacción. 

Tinker dijo que recibió un video de Wellington durante el proceso de perforación en el que pudo ver la emoción de un niño de 8 o 9 años. 

"Cuando finalmente encuentran agua y el chorro sale disparado del pozo, [el niño] comienza a bailar de felicidad", dijo Tinker. "Le dije a mi iglesia que la escena de ver la emoción de ese niño hace que todo valga la pena. Ya no va a tener que caminar hasta el río, ni al  lago, Él ya no consumirá agua contaminada". 

Tinker dijo que la iglesia espera continuar trabajando con los Obotte. La iglesia espera que una vez que terminen de recaudar el dinero para los pozos y el tercer edificio de conferencias, pueda regresar a Malawi para concluir la construcción y celebrar la inauguración.

Estamos muy orgullosos de Saragossa Church y por su pasión por las misiones y su servicio a Cristo”, dijo Casey Faulker, presidente de misiones del Distrito Alabama North. “Ellos proveen un maravilloso ejemplo para todas las iglesias en el Distrito Alabama North al brindar apoyo a su comunidad local así como a misiones globales. El pastor Greg Tinker y la congregación Saragossa son una inspiración”.

--Adaptado con permiso del Daily Mountain Eagle.