Un momento crucial en la historia

Esta semana, una gran parte del pueblo cristiano celebrará la Pascua. Durante este tiempo, en medio de nuestra agenda apretada, pausamos para recorrer con Jesús a la cruz y hacia la tumba vacía.

Es en el jardín, al ver que la piedra ha sido removida de la tumba, donde reconocemos la victoria de Jesús sobre el pecado y la muerte. Él no está muerto, ¡porque ha resucitado!

El Domingo de Resurrección es un momento crucial en la historia de toda la humanidad y nos abre la posibilidad de participar en la vida de nuestro santo Dios.

La Junta de Superintendentes Generales le invita a tomar un tiempo para reconsiderar su compromiso con nuestro Señor resucitado y nuestra participación en su vida de santidad. Abramos nuestros brazos al Mesías y al poder de resurrección, compartiendo las buenas nuevas de su vida con todos los que necesitan esperanza.

¡Él ha resucitado! ¡Verdaderamente, él ha resucitado!