Región Asia-Pacífico busca nueva visión para educación teológica

Un grupo de 10 educadores y líderes nazarenos se reunieron en Singapur del 2 al 5 de octubre para discutir «una nueva visión para la educación teológica». El grupo incluyó directores de misión, presidentes de universidades, coordinadores de educación regionales y de área, superintendentes de distrito, pastores, instructores y administradores. Los países de procedencia incluyeron Europa, Tailandia, Australia, Nueva Zelanda, Singapur, Filipinas y Estados Unidos. Cientos de años de experiencia en educación nazarena estuvieron representados.

El grupo discutió los desafíos que enfrenta la educación teológica en la Región Asia-Pacífico de la Iglesia del Nazareno. La pregunta principal se centró en la formación del carácter y la relación de ser, saber y hacer, que han sido valores cruciales en la educación nazarena. El grupo desea que los estudiantes se formen a la imagen de Cristo a través de la educación nazarena en todos los niveles.

Los reunidos comenzaron explorando la misión central de la iglesia: hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones, y refiriéndose a que todo en la educación debe servir a esta misión. Esto incluye desde la iglesia local hasta el más alto grado ofrecido en nuestras instituciones. El grupo enfatizó que todos los creyentes son llamados a hacer discípulos, aunque algunos son llamados a los ministerios específicos de Efesios 4:11. Con el rápido crecimiento de la iglesia en algunos lugares, el aumento de las regulaciones gubernamentales,  y los desafíos de la globalización, la Iglesia del Nazareno debe pensar creativamente cómo equipar a las personas para esta misión.

Para abordar estas apremiantes necesidades, el grupo exploró nuevos modelos y métodos consistentes con el pensamiento wesleyano de la denominación y una mezcla de las Escrituras, la razón, la tradición y la experiencia en el proceso de transformación. También se discutieron los roles vitales de las iglesias locales, los distritos y las instituciones educativas en el cumplimiento de la misión de Cristo para la iglesia. El descipulado y la presencia de mentores se determinó como un vínculo vital para ayudar a los estudiantes a experimentar la formación del carácter y la preparación vocacional.

El grupo sintió la guía y la presencia de Dios a lo largo de la reunión, al escuchar a Dios en oración y en compartir historias y testimonios de la gracia de Dios.

El grupo considera que esta reunión es un primer paso importante para repensar el proceso de hacer discípulos y líderes. A medida que el grupo reflexione sobre sus ideas en los próximos meses, prepararán materiales que serán útiles para la educación en la región de Asia y el Pacífico y en la iglesia mundial.

--Iglesia del Nazareno Asia-Pacífico

Posted in: