Niños en Bangladesh reciben atención médica

Bangladesh

Chumi* se encuentra entre los 19 niños en Bangladesh que reciben tratamiento médico financiado en parte por las ofrendas de misiones Kids Reaching Kids (Niños Alcanzando Niños). Antes del tratamiento, ella no podía mover su brazo derecho correctamente después de recibir quemaduras en un accidente en un horno de barro cuando tenía siete años.

"No podía mover mi mano normalmente", dijo Chumi. "No podía hacer ningún trabajo con mi mano quemada".

Ella no podía jugar con sus amigos, y su comunidad la rechazó. Ellos sentían repugnancia al ver su herida mal curada.

"La gente no quería conocer a mi hija", dijo la madre de Chumi. “Tampoco la traíamos con nosotros cuando íbamos a las casas de nuestros familiares para asistir a algún programa social o evento familiar, como un festival religioso o una boda. Pero ahora podemos llevarla a cualquier programa".

Inicialmente, sus padres trataron de conseguirle la atención médica que necesitaba, pero no pudieron pagarla; casi perdieron la esperanza de ver a su hija sanar.

Fue entonces cuando el equipo de Ministerios Internacionales de Escuela Dominical y Discipulado identificó a Chumi como una posible candidata para beneficiarse del programa Kids Reaching Kids. Finalmente, Chumi fue seleccionada, y un cirujano especialista realizó el procedimiento que necesitaba.

Ahora, gracias a la participación de niños de todo el mundo en la recaudación de fondos para el programa, Chumi y otros 18 niños enfermos o discapacitados en Bangladesh fueron elegidos para recibir un tratamiento médico crítico que de otro modo no hubieran podido pagar. 

Aunque su recuperación tomará algún tiempo, Chumi ahora puede mover su mano, y el médico le enseñó algunos ejercicios y le dio algunos medicamentos para ayudar el proceso de curación.

Chumi dijo que la gente ya no le tiene miedo y que ha sido aceptada en su comunidad y por el resto de su familia.

En la actualidad, ella está en el 11avo grado, y su sueño es terminar sus estudios y conseguir un buen trabajo. Ella quiere ser la luz en la oscuridad de la pobreza en que se encuentra su familia. Ella expresó su gratitud a la Iglesia del Nazareno y MIEDD por su generosidad y apoyo para su tratamiento.

Además de Chumi, otros seis niños recibieron cirugías, incluidas cirugías de corazón y labio leporino. Los 19 niños elegidos han visitado médicos y muchos están recibiendo medicamentos para enfermedades, con visitas de seguimiento o tratamientos incluidos.

*Se ha cambiado el nombre para proteger la identidad.

Iglesia del Nazareno Eurasia

Posted in: