Miembros de diferentes iglesias en Costa Rica reciben y reafirman su llamado al ministerio

Poás, Costa Rica

Más de 35 participantes de los distritos Norte y Centro de Costa Rica, asistieron al Campamento de Orientación Misionera (COM), realizado del 7 al 9 de septiembre, en las instalaciones de la Iglesia del Nazareno de Poás.

16 voluntarios, entre misioneros, líderes distritales y de área, apoyaron la realización del campamento, entre ellos la coordinadora regional de MNI, Ana María Croker, quien compartió algunos talleres. También contaron con la participación del pastor Felipe Flores y los superintendentes de ambos distritos del país, Sirlene Bustos (Distrito Central) y Jhonny Calvo (Distrito Norte) quienes predicaron la palabra del Señor.

El COM fue organizado por Nelson Vega, (Distrito Central) y Estefanía Amador, (Distrito Norte) de Misión Global de Costa Rica, con el apoyo de Freya Galindo de Misión Global del Área Central de Mesoamérica.

“Ver rostros felices, de personas creyendo en que pueden hacer un poco más, verlos queriendo atender a un llamado con tanta convicción, eso no tiene precio. Yo me siento muy satisfecho con lo alcanzado, y saber que Dios me usó, me tomó en cuenta para su plan es lo más reconfortante que uno puede sentir, que aunque Él no me necesita, decide hacerme parte, es un sentimiento indescriptibl” Dijo Nelson Vega de Misión Global de Costa Rica al referirse a este tiempo.

"Fue una experiencia en la cual me reencontré con mi llamado, volví a emocionarme como lo hice la primera vez, donde me reencontré con el dicho 'El Cielo es el Limite'", dijo Christopher Quinto de la Iglesia del Nazareno Los Ángeles, "[haciéndome] creer en mis capacidades y virtudes, retándome a no ser un joven que se quede quieto, para mí fue ese impulso que me faltaba a seguir adelante a no rendirme antes los obstáculos. 

"En este campamento muchas cosas sucedieron pero la que más me marcó fue que Dios aclaró las miles de dudas que tenía", dijo Xavier Yadir de la Iglesia del Nazareno Cañas Dulces. "Nunca pensé estar tan seguro de donde estoy, de dónde Dios me ha traído. Mi vida esta sellada por la marca Dios y eso nunca cambiará, lo mejor está empezando y preparémonos para cosas inimaginables en nuestras vidas".

"Como hija de pastores por mucho tiempo realicé tareas en la iglesia 'solo porque no había nadie más', pero nada que yo pudiera pensar como un llamado. Hace algunos meses empecé a pedirle a Dios que tomara control de mi vida y que me mostrara lo que Él quería que yo hiciera" dijo Daniela Solano, de la Iglesia del Nazareno Tibás. "Durante el COM pude ver como Dios había estado trabajando en mí desde hacía mucho tiempo atrás, cómo muchos detalles los había dejado pasar, porque mi llamado a las misiones había estado ahí todo el tiempo. Ver el panorama completo de las pequeñas confirmaciones que Dios había estado poniendo en mi vida fue lo que me hizo decir durante este campamento 'heme aquí, envíame a mí'". 

"Puedo decir que cada taller, cada dinámica, cada devocional, cada palabra que oí y abrazo que recibí esos tres días marcaron mi vida y crearon en mí una realidad cristiana completamente diferente a la que tenía al llegar" dijo Danah Webb de la Iglesia del Nazareno en Desamparados. "Este campamento me dio una nueva visión y un nuevo propósito, me llenó de fuerzas y esperanza; me dio un nuevo llamado y una nueva dirección para trabajar con mi JNI, iglesia, comunidad y país, y por qué no, ¡más allá!. No me alcanzan las palabras para describir esos tres días, lo más cercano sería, uno de los mayores regalos de Dios para mi vida". 

--Church of the Nazarene Mesoamerica