Los Nazarenos ayudan al pueblo de Lesotho a cumplir un deseo que habían tenido por décadas: fundar una escuela

HaRelejoe, Lesotho

Hace más de 20 años, un jefe de la aldea HaRelejoe de Lesotho pidió al misionero Dale Stotler y a un pastor de la Iglesia del Nazareno que construyera una iglesia en su aldea. Un equipo de Trabajo y Testimonio construyó una estructura simple para la iglesia, y luego el jefe le pidió al equipo que regresara y construyera una escuela.

Siempre fue el sueño del jefe tener una escuela en su aldea para servir a los niños locales y los que viven en aldeas o zonas remotas de la montaña lejos de las escuelas disponibles en los pueblos más grandes o la capital, Maseru.

En los últimos años, los líderes locales y el superintendente del distrito Nazareno trabajaron con los misioneros para construir una escuela, capacitar a los maestros, y obtener las instalaciones para la escuela en funcionamiento en este pueblo. Sin embargo, habían pasado décadas desde que el jefe pidió por primera vez una escuela.

Al principio de 2017, el jefe, que está en su 80s, comenzó a enfermarse. Sabía que el fin estaba cerca. Le dijo al jefe asistente que si la escuela pudiera abrirse y comenzar a tomar clases, estaría en paz para ir a casa y estar con el Señor.

El 23 de enero, el jefe asistente le dijo al director que el colegio finalmente se había abierto y las clases habían comenzado. Más tarde ese día, el viejo jefe pasó a los brazos de su Señor, sabiendo que los niños de su pueblo y todos alrededor ahora tenían acceso a la educación Cristiana. En un pueblo donde el jefe es la autoridad, se convirtió en un dia agridulce.

- Iglesia del Nazareno de África a Fuera de África

Posted in: