Lluvias monzónicas causan las peores inundaciones del último siglo en la India

Kerala, India

El estado de Kerala en la India experimentó su peor inundación en un siglo después de que las tormentas monzónicas arrojaran el equivalente a más de un año de lluvia en cuestión de pocas semanas en dicho lugar, dejando a más de 400 personas fallecidas y más de 1 millón de personas desplazadas en los diferentes centros de ayuda.

"Las represas y reservas de agua se llenaron", dijo Abraham Daniel, pastor nazareno en Kerala.  "El 14 de agosto, el gobierno alertó a las personas, y en la noche muchos lugares sufrieron deslizamientos de tierra y terremotos. [Kerala] estuvo inundada durante [casi] 10 días. La gente perdió su ropa, documentos, casas y todas sus posesiones".

A mediados de agosto, un equipo de líderes nazarenos visitó cinco distritos en Kerala para ofrecer apoyo compasivo. El grupo incluyó a Daniel, coordinador de estrategia del Área India Sunil Dandge, y el coordinador de Ministerios Nazarenos de Compasión del Area de India, Trisha Das. El equipo distribuyó ropa y comida a 1,000 familias. 

"Los visitamos todos los días para orar y consolarlos", dijo Daniel. "Ayer visité dos pueblos que hasta ahora nadie había visitado. Aún así, hay personas que aún se encuentran abandonadas. Necesitamos personas que puedan contribuir con dinero, ropa, utensilios, colchones, mochilas escolares, etc."

Varios distritos nazarenos están enviando apoyo financiero a los esfuerzos de ayuda en la India.

"Sabemos que hay muchas organizaciones no gubernamentales y agencias gubernamentales, pero nosotros, la Iglesia del Nazareno, tenemos una participación importante en este lugar", dijo Daniel. "La gente y el gobierno han reconocido nuestra presencia aquí".

Después de que las aguas disminuyeran, Kerala comenzó a experimentar una serie de nuevos problemas. 

El estado se encuentra en alerta debido a un brote de leptospirosis, (una enfermedad bacteriana más conocida como la fiebre de la rata), y por una severa sequía. 

Los ríos, lagos y pozos en la localidad que fueron afectados por las inundaciones ahora se están secando debido al daño que sufrió todo el terreno. 

Muchas plantas y animales han perecido en el proceso, dejando a los agricultores locales preocupados por su futuro.

El brote ha cobrado la vida de 12 personas hasta el momento, con más de 300 casos confirmados de la enfermedad y más de 700 casos sospechosos. 

Kerala permanecerá en estado de alerta por lo menos una semana más. Das planea llevar a cabo una segunda fase de trabajo de alivio y reurbanización muy pronto.

--Church of the Nazarene Eurasia

Posted in: