La JSG reitera su llamado a la compasión luego de las últimas regulaciones hacia refugiados

Frente a las recientes órdenes ejecutivas emitidas en Estados Unidos y las decisiones de otros gobiernos mundiales acerca de la situación de los refugiados, la Junta de Superintendentes Generales para la Iglesia del Nazareno insta a los gobiernos en todas partes a establecer sistemas a través de los cuales los refugiados elegibles y legítimos puedan encontrar refugio y seguridad en nuestros países. Además, instamos al Presidente de Estados Unidos, al Congreso, y a otros departamentos estatales a hacer de esta orden temporera un asunto de urgencia para que Estados Unidos pueda continuar siendo una nación de compasión y hospitalidad hacia aquellos que son oprimidos, vulnerables y marginados.

Reiteramos nuestra declaración de noviembre del 2015, cuando la  significativa inmigración global y el debate político divisivo en muchas naciones nos movió a hablar claramente y bíblicamente acerca de este tema difícil, invitando a todos los nazarenos a expresar amor cristiano hacia los inmigrantes que viven entre nosotros:

La palabra hebrea, gēr, y la palabra griega, xenos, puede ser definida como “inmigrante”.

“Cuando algún inmigrante se establezca en el país de ustedes, no lo traten mal. Al contrario, trátenlo como si fuera uno de ustedes. Ámenlo como a ustedes mismos, porque también ustedes fueron inmigrantes en Egipto.” (Levítico 19:33-34, NVI). ¡Nuestro Señor declaró, “Ama a tu projimo como a ti mismo,” como parte del Gran Mandamiento!

Jesús dijo: “Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui inmigrante, y me dieron alojamiento” (Mateo 25:35, NVI).

“No se olviden de brindar hospitalidad a los inmigrantes, porque algunos que lo han hecho, ¡han hospedado ángeles sin darse cuenta!” (Hebreos 13:2, NTV).

Aunque reconocemos la complejidad de las leyes de inmigración en varias naciones, la Junta de Superintendentes Generales llama a los nazarenos alrededor del mundo a:

  • Tratar a los inmigrantes con amor, respeto y misericordia.
  • Participar de manera sacrificial en los ministerios de compasión locales, nacionales y globales para ayudar a los refugiados e inmigrantes.
  • Alentar a sus respectivos gobiernos a que aprueben leyes equitativas que permitan la reunificación familiar, permisos legales de trabajo para inmigrantes productivos en la fuerza laboral y vías para que los inmigrantes indocumentados puedan obtener el estatus de inmigrante autorizado
  • Seguir el claro mandato bíblico de amar, acoger, ayudar, evangelizar y discipular a los inmigrantes cerca de nosotros.

--Board of General Superintendents

Posted in: