La Iglesia del Nazareno en Brasil celebra su 60 aniversario

Campinas, Brazil

El 13 de octubre, un día después del primer servicio del sexagésimo aniversario de la Iglesia del Nazareno de Brasil, los nazarenos en la localidad se reunieron durante un tiempo de celebración en Campinas, São Paulo, donde se plantó la primera iglesia. 

el superintendente general en jurisdicción, David Busic y su esposa Christi, participaron en la celebración junto al director regional, Christian Sarmiento, y el director global de la Juventud Nazarena Internacional, Gary Hartke. También estuvieron presentes los coordinadores de estrategia de área de Brasil y el director de la Sub-Región, Manuel Lima.

"Fue una noche marcada con la presencia de líderes de cada distrito unidos cantando 'Santidad al Señor'", dijo Geraldo Nunes, coordinador integral de ministerios de Brasil.

En este día fue proyectado un pequeño video contando la historia de los 60 años y el lanzamiento de la Biblia con un apartado con la historia de la Iglesia de Brasil.

La Iglesia del Nazareno en Brasil comenzó cuando Ervin Stegemoeller fue reubicado a Brasil por su trabajo, Ervin era nazareno y pronto se dio cuenta que no había presencia de la Iglesia del Nazareno en ese país así que contactó a la Sede de la iglesia. 

 Fue allí cuando al misionero pionero Earl Mosteller se le asignó elegir una ciudad de Brasil desde la cual la iglesia podría alcanzar al resto del país. La localización geográfica, el nivel sociocultural y principalmente la presencia de la familia Ervin Stegemoeller, fueron determinantes para que Campinas fuera seleccionada como la ciudad pionera. 

Mosteller escribió en su diario sus experiencias del primer servicio de la Iglesia del Nazareno en Brasil el 13 de octubre de 1958. 

“En nuestro culto éramos apenas 12 personas, incluyendo los niños, pero con Dios éramos mayoría". Escribió Mosteller. "Hoy estamos felices, porque además del inicio de este proyecto misionero en Brasil, también celebramos 50 años de nuestra iglesia en el mundo. Esperamos que en 50 años el avance de los nazarenos en este país, sea comparable al de nuestra iglesia internacional.”

Los líderes nazarenos movilizaron un ejército de voluntarios, donde el evangelio era llevado a los necesitados en la ciudad. Orquestas, corales, bandas y grupos de teatro se fueron formando y fueron usados como herramientas para promover el evangelio en grandes concentraciones públicas.

Muchas fronteras geográficas han sido despejadas desde ese momento. Hoy en día la iglesia en Brasil tiene más de 190,000 miembros y ha edificado más de 600 iglesias.

"Soy el fruto del trabajo misionero de la iglesia en Brasil", dijo Geraldo Nunes. "Cuando veo la história de nuestra iglesia puedo vivenciar el actuar de Dios en todo el país. Vivimos un tiempo en donde las nuevas generaciones de pastores, líderes y miembros tienen tremendas oportunidades para contribuir en la predicación del mensaje de Cristo para que más personas puedan conocerlo".

--Church of the Nazarene South America

Posted in: