Líderes de la educación en Filipinas se preparan para el futuro

Baguio, Philippines

Más de 30 líderes educativos de Filipinas se reunieron en Baguio del 19 al 22 de mayo para conversar sobre el pasado, el presente y el futuro de la educación en Filipinas. El evento fue el primero de este tipo para los educadores nazarenos en Filipinas. Los presidentes, decanos académicos y miembros de la Junta de Regentes, incluidos los superintendentes de distrito y representantes laicos, representaron a Phillipines Nazarene College (Baguio), Visayan Nazarene Bible College (Cebú) y Asia-Pacific Nazarene Theological Seminary (Manila).

David Ackerman, coordinador de educación del área Filipinas-Micronesia de la Iglesia del Nazareno, dirigió las discusiones de grupo. Durante este tiempo, discutieron cuatro temas principales: descubrimiento, sueño, diseño y destino. Luego, los representantes se reunieron en grupos pequeños y respondieron una serie de preguntas relacionadas con cada uno de estos cuatro temas. Los grupos pequeños escribieron sus ideas en papel tipo poster y los pegaron en las paredes.

El grupo destacó las formas en que Dios ha bendecido la educación en Filipinas, ya que los estudiantes pueden ir desde el jardín de infantes hasta obtener un doctorado en filosofía en el sistema con el que cuentan actualmente. 

Finalmente, el grupo discutió el futuro de la educación en Filipinas. El grupo aportó muchas ideas durante estas discusiones, acordando que las escuelas necesitan más diálogo y colaboración para facilitar un sistema educativo más efectivo para seguir adelante.

El Director Regional de Asia-Pacífico Mark Louw fue el orador invitado en el retiro. El domingo, Louw ofreció un mensaje de 2 Timoteo, en donde abordó las ideas que la carta de Pablo ofrece sobre el ser, conocer y el hacer de la educación teológica. Casi al final del retiro, proporcionó una colección de sus reflexiones basadas en las discusiones de los grupos.

Los líderes de estas tres escuelas nazarenas están ansiosos por abrazar el liderazgo de Dios para ser educadores efectivos para una nueva generación de líderes de la iglesia, tanto laicos como ordenados.

--Church of the Nazarene Asia-Pacific