Iglesia en Michigan ministra a refugiados

Grand Rapids, Michigan

Cuando Grand Rapids International Fellowship Church of the Nazarene en Michigan descubrió que las agencias de reasentamiento locales estaban colocando refugiados en los edificios de apartamentos en las cercanías de la iglesia, supieron que Dios los estaba llamando a servir a sus nuevos vecinos.

La iglesia creó Community Link, un ministerio que brinda servicios a aproximadamente 50 estudiantes cada semana, incluyendo clases de inglés y clases de preparación vocacional. También se ofrecen clases de orientación conjunta a los refugiados recién llegados que cubren temas relevantes como nuevos residentes.

"Community Link es un increíble ministerio comunitario que solo Dios pudo haber orquestado", dijo Marsha DeHollander, directora del programa Community Link. "Es un gran honor y privilegio servir aquí".

Durante el día, los maestros certificados de inglés como segundo idioma imparten clases en tres niveles diferentes. Los maestros se asociaron con Bethany Christian Services y Samaritas, dos grandes agencias de reasentamiento para familias de refugiados en Grand Rapids.

Un segundo grupo de clases de inglés se reúne los miércoles por la noche, el cual está abierto para toda la comunidad.Allí, los estudiantes reciben clases para la ciudadanía y aprenden habilidades para adaptarse a la vida en los Estados Unidos. Los voluntarios tienen la oportunidad de proporcionar transporte para llevar a alguien al médico, ayudar a inscribir a los niños en la escuela, ofrecer clases de manejo o acompañar a los estudiantes en varias celebraciones culturales. Estas habilidades prácticas son vitales para quienes aprenden las nuevas costumbres, idioma y cultura del país.

El ministerio también organiza excursiones al zoológico, a jardines botánicos, al lago Michigan y más. Se proporciona transporte y cuidado infantil para que todos puedan participar. Incluso ofrecen clases de natación gratuitas para que los niños puedan estar seguros en los lagos.

"Cuando te sientas del otro lado de la mesa con una persona de otro país, cuando tienes la bendición de compartir su comida, cuando llevas a alguien a una playa del lago Michigan por primera vez, cuando ves a nuestros hijos crecer juntos ... Creo que Dios se complace y se regocija con nosotros”, dijo DeHollander.

El ministerio está prosperando y hasta el momento más de 25 voluntarios de la iglesia participan semanalmente para ofrecer el apoyo que tanto se necesita.Michigan tuvo el segundo mayor número de refugiados sirios e iraquíes entre 2002 y 2018, detrás de California. Si bien el número de refugiados que ingresan al estado ha disminuido significativamente en los últimos años, más de 40,000 refugiados han sido reasentados allí desde 2002.

La iglesia también organiza una comida internacional cada año, lo que permite que personas de todo el mundo compartan su música, bailes y comida; es como una vista previa del cielo.

Posted in: