Iglesia en Jerusalén alcanza a personas por medio de clases de alemán y estudios bíblicos en árabe

Jerusalem, Israel

Foto tomada por Andrew Shiva, uso bajo CC BY-SA 4.0, recortada de la original

Cuando Annabelle Twal se mudó con su familia de Suiza a Jerusalén, Israel, en 2014, no pensó que Dios utilizaría su fluidez en alemán para ayudar a comenzar una nueva obra.

Después de que llegaron, Annabelle y su esposo, Shahade, asumieron el liderazgo de la Iglesia del Nazareno en Jerusalén. La iglesia era un grupo diverso de personas angloparlantes formado por expatriados de todo el mundo, así como algunos cristianos locales que hablaban inglés con fluidez.

Dos de las tres hijas de los Twals asisten a una escuela alemana, donde los estudiantes aprenden alemán como segundo idioma. La mayoría habla árabe como primer idioma, pero ninguno de los otros padres habla alemán, por lo que no pueden ayudar a sus hijos en casa a realizar sus tareas escolares. Cuando algunos de los padres se dieron cuenta de que Annabelle hablaba alemán con fluidez, comenzaron a preguntarle si podría darle clases particulares a sus hijos.

Había 28 niños en la clase de su hija, por lo que Annabelle no tenía suficiente tiempo para estar con cada uno de ellos individualmente.

Al mismo tiempo, algunos de los padres de familia que solo asistían a un servicio religioso dos veces al año le preguntaron a Shahade si estaría dispuesto a dirigir un estudio bíblico en árabe. Ellos no estaban recibiendo enseñanza sobre la fe ni discipulado en sus iglesias cristianas de corte tradicional, y tenían hambre de conocer a Dios.

Los Twals decidieron combinar las solicitudes en una reunión semanal.

En octubre, lanzaron una clase semanal de alemán de dos horas para los niños en un área de la iglesia, mientras que los padres se reunían en otra área para estudiar la Biblia, orar y cantar canciones sencillas de adoración en árabe. 

Aproximadamente de 10 a 14 niñas de 1er a 3er grado participan en las clases de alemán. Annabelle enseña a las niñas sobre las cosas que aprendieron en la escuela esa semana y las ayuda a prepararse para tomar sus exámenes.

Otra mujer ayuda a Annabelle en las clases. Ella también es de Suiza y habla los idiomas árabe y alemán. Dividen la clase en dos grupos para que puedan brindarles una atención más individual a las niñas. Las actividades de la clase enfatizan el lenguaje hablado ya que la escuela se enfoca principalmente en la lectura y la escritura.

Cada semana, las actividades incluyen oración, juegos, hojas de trabajo, canciones sencillas de adoración y una lección bíblica en alemán.

La otra voluntaria traduce la lección bíblica del alemán al árabe, por lo que las enseñanzas espirituales no se pierden en ninguna niña que se está esforzando por aprender el idioma alemán.

Los Twals rápidamente se dieron cuenta de que los 12 adultos que asistían, aunque tradicionalmente eran cristianos, nunca habían aprendido los conceptos básicos de la fe cristiana ni tenían conocimiento bíblico.

"En nuestro primer estudio bíblico, Shahade notó que esta era su primera vez en una iglesia evangélica", dijo Annabelle. “Entonces, comenzamos a aprender canciones con ellos, enseñándoles cómo orar, enseñándoles acerca de la Biblia, cómo abrirla y buscar los diferentes libros que contiene. Teníamos que empezar con las cosas muy básicas con ellos".

Tratar de elegir un lugar para comenzar a estudiar en la Biblia puede ser abrumador, por lo que los Twals decidieron comenzar desde el principio.

"Algunos de ellos nunca han escuchado o leído la historia de la creación", dijo Annabelle. “Entonces Shahade comenzó con eso, y luego pasó al primer pecado. Después de eso, él les compartió la razón por la que fue necesario que Cristo viniera. También comenzó a explicarles quiénes somos como nazarenos".

Al principio, solo las mujeres asistían al estudio bíblico, pero ahora la mayoría de los hombres también asisten.

"Nuestro objetivo es compartir las Buenas Nuevas con los padres así como con los niños, para que puedan llegar a conocer a Cristo como su señor y salvador", dijo Annabelle. "[Queremos] discipularlos para que puedan crecer en su fe, mostrarles el amor de Cristo al satisfacer sus necesidades y las de sus hijos, y establecer relaciones con ellos".

Iglesia del Nazareno Eurasia

Posted in: