Iglesia en Albania alcanza a cientos a través del programa Toque de Dios

Kolonje, Albania

Muchas de las aldeas en la vecindad de la Iglesia del Nazareno Kolonje Lushnje en Albania no tienen una congregación de fe. Albania, en un momento un país de acceso creativo, tiene una pequeña comunidad cristiana minoritaria y muchos niños nunca han escuchado de Cristo. Hace más de un año, Dios le mostró al Pastor Landi Ndreka que hay muchos niños que necesitan ser dirigidos a Dios para que Él pueda tocar sus vidas. A través de responder a este llamado de Dios, la pequeña Iglesia del Nazareno, bajo el liderazgo de Ndreka, alcanzó las vidas de 250 niños y sus familias con un programa llamado Toque de Dios.

A medida que el Pastor Landi compartió su visión con otros, ellos recibieron apoyo a través de oraciones, organización y presencia por medio del servicio voluntario durante este proyecto. La Iglesia del Nazareno en la aldea de Gorre también se unió al proyecto. 

La visión de Toque de Dios está basada en Marcos 10:16: “Entonces tomó a los niños en sus brazos y después de poner sus manos sobre la cabeza de ellos, los bendijo.” Sintiéndose confiado en que Dios estaba guiando el plan, la pequeña congregación salió a alcanzar a siete aldeas en cuatro semanas. Dirigiéndose a dos aldeas por semana, el equipo de ministerio trajo un programa diario que incluía música, juegos, lecciones bíblicas y compañerismo. Con una motivación interior para servir a los niños, los equipos se derramaron en el desarrollo de relaciones y oraciones por estos individuos. A medida que hicieron esto, ellos comenzaron a ver vidas cambiadas y niños confesando sus pecados y aceptando a Jesús.

Miembros del equipo ministerial compartieron acerca de los cambios que estaban presenciando a Cristo hacer. Un niño preguntó, “¿Jesús me perdona aun cuando no soy un niño bueno?” No solo estaban haciendo preguntas los niños, sino que el equipo también presenció cambios reales en la actividad de los niños. Cuando un niño escuchó la historia de Zaqueo, cómo era tramposo con la gente para quedarse con su dinero y cómo Jesús fue a visitarle en su hogar, levantó su mano durante un juego y dijo, “Quítame un punto porque he estado siendo tramposo también.”

Durante el transcurso de un mes, el equipo pudo otorgarle una Biblia a cada uno de los niños que alcanzaron. Durante un tiempo de oración por la nueva visión, Dios le dio al Pastor Ndreka el número de 250 y la congregación pudo alcanzar a 250 niños de 6 a 14 años de edad. No solo fueron alcanzados los niños, sino que los padres que vinieron también recibieron una palabra de parte de Dios. Los trabajadores reportaron que la gran mayoría de los padres en realidad disfrutaron quedarse en el programa diario para ayudar y aprender junto a sus niños.

Luego del mes de ministerio enfocados en las 10 aldeas, la pequeña iglesia de Kolonje reportó que ellos han sido fortalecidos como congregación con 10 líderes que están siendo entrenados específicamente para el ministerio de niños. Aunque la iglesia en Kolonje es joven y sus miembros tuvieron que sobrepasar obstáculos personales para servir, ellos estaban extremadamente comprometidos. Adicionalmente, la congregación ha sido sorprendida por las puertas que les han sido abiertas a la iglesia. Líderes en las comunidades crearon oportunidades inesperadas para realizar programas en lugares públicos. La congregación ahora es bienvenida a las aldeas donde ellos sirvieron y actualmente están desarrollando planes para realizar visitas de seguimiento mensuales en esas comunidades. El Pastor Ndreka dice que en las aldeas donde ya había una congregación de fe, el programa fortaleció a la iglesia local ya existente. En las aldeas donde no había presencia cristiana, la puerta ahora está abierta para comenzar una iglesia en el futuro.

A medida que está congregación activa y llena de fe continua hacia el nuevo año, ellos piden oración, una visión continua y recursos para continuar alcanzando personas en estos vecindarios con el amor de Dios. 

 

Posted in: