Iglesia de Texas abre centro de salud

Cactus, Texas

 

La clínica Well Health Center se construyó el año pasado y se abrió en enero después de que la Iglesia del Nazareno en Cactus, Texas, viera la necesidad de atención médica en la comunidad de Cactus.

La iglesia ya ofrecía clases de inglés como segundo idioma, iniciativas de evangelismo comunitario y asistencia cívica y de inmigración, pero una de las cosas que faltaba en la comunidad era un lugar de atención médica de fácil acceso.

Cactus es una ciudad pequeña, empobrecida y muy diversa en el centro de Texas. Los habitantes provienen de más de 20 países diferentes, incluidos Somalia, Myanmar, Guatemala y Sudán del Sur. Aproximadamente el 50 por ciento de las personas son de etnia latina, y el resto son refugiados de otras partes del mundo.

La clínica sin fines de lucro ayuda a estas personas que de otra manera su única solución seriá viajar a comunidades más grandes como Dumas para ver a un médico.

"No pareciera ser lejos, pero para muchas personas que no tienen automóvil, ni licencia de conducir o no tienen seguro médico, existen muchas barreras para recibir atención médica", dijo la Dra. Stephanie Diehlmann. "Sin mencionar la multitud de idiomas y todo lo que tenemos aquí en Cactus".

Cuando la clínica abrió por primera vez, solo atendía a pacientes fuera del Condado de Moore.

Recientemente, la clínica también se ha expandido para ver pacientes de los condados circundantes.

"Mientras fuimos teniendo recursos a nuestra disposición, se nos ocurrió que realmente nos gustaría expandirnos para poder ofrecerle algo a los condados vecinos también", dijo Diehlmann. "Entonces, hace aproximadamente un mes, nuestra junta directiva votó para proceder y abrir la posibilidad para que pacientes de los condados de Sherman, Dallam y Hartley, también pudieran acudir al Well Health Center para recibir atención".

El centro de salud es un consultorio médico de medicina familiar que atiende a hombres, mujeres y niños de todas las edades.

Diehlmann dijo que ella también ofrece exámenes de salud de la mujer y exámenes de Papanicolaou.

Si bien la clínica es una organización sin fines de lucro, sus servicios no son gratuitos y los pacientes sin seguro pueden pagar una tarifa acorde a sus ingresos.

"Nos basamos en el tamaño de su familia y su nivel de ingresos, calculamos su nivel de pobreza de acuerdo a los lineamientos federales, y luego pueden pagar $20 para ver al médico o $30 o $60, según los recursos que tengan", dijo Diehlmann. "Alrededor del 70 por ciento de nuestros pacientes no tienen seguro, por lo que probablemente la barrera más grande para ir a otro lugar para recibir atención es el costo".

Diehlmann dijo que espera que el centro de salud pueda crecer para ofrecer aún más servicios en el futuro.

"Desde la atención de la salud mental hasta la dental, nos encantaría comenzar un programa de recuperación para la adicción a las drogas y el alcohol", dijo Diehlmann. "Tenemos una gran visión de lo que será este centro de salud algún día, pero recién estamos empezando".

--Republicado con permiso de KFDA NewsChannel 10 Amarillo

Posted in: