Hijos de misioneros se reunieron para un tiempo de diversión y capacitación en el evento Rendezvous

Más de 20 estudiantes y seis líderes de todas las regiones del mundo se reunieron durante cinco días en una isla de Asia-Pacífico para celebrar el evento Rendezvous 2019, un evento para ayudar a los niños misioneros a hablar sobre los desafíos a los que se enfrentan cuando hacen la transición del campo misionero a sus países de origen. 

"A veces se necesita un espacio alejado de tu entorno familiar y una rutina regular para tener una experiencia transformadora", dijo Olivia Metcalf, una líder de Rendezvous. “Dios nos puede encontrarnos en cualquier lugar, pero cuando los retiros son intencionales crean una oportunidad única para que Dios nos hable. "Rendezvous ofrece este tipo de oportunidad para los estudiantes en edad de escuela secundaria que viven fuera del país indicado en su pasaporte".

Por medio de talleres y actividades interactivas, los estudiantes recibieron herramientas para ayudarlos a procesar las experiencias actuales y las que tendrán cuando hagan la transición. Los temas del taller incluyeron choque cultural, resolución de conflictos, y relaciones y vulnerabilidad. 

Una noche, los estudiantes fueron desafiados en un "Maratón de Habilidades" donde aprendieron habilidades básicas como planchar una camisa, coser un botón e incluso pagar facturas para fomentar la independencia.

Los estudiantes también se involucraron en un entrenamiento de autoevaluación donde cada estudiante se sentó con un entrenador para hablar sobre cómo Dios los ha creado de manera única para enfrentarse a los desafíos de la vida. 

"Aprendí que no estoy sola en mi transición", dijo Lydia Sunberg, participante del evento. "He conocido a muchos que me entienden y que están lidiando con las mismas luchas que yo. Es un buen sentimiento sentirse conocida, amada y valorada".

Los participantes también jugaron en actividades competitivas como voleibol de playa, fútbol, frisbee y otros juegos de fortalecimiento de equipo para fomentar el trabajo en equipo y la diversión. Aunque muchos participantes no habían practicado estos deportes en el pasado y no confiaban en sus habilidades atléticas, cada estudiante hizo todo lo posible para salir de sus zonas de confort. 

"Divertirse juntos es crucial para el éxito de Rendezvous", dijo Metcalf. "Fueron oportunidades para fomentar la confianza y la unión".

Los estudiantes adoraron en sesiones vespertinas que se enfocaron en el tema de las "máscaras" que usan los estudiantes, una metáfora sobre las imágenes no auténticas que pueden representar. A cada estudiante se le dio una máscara de cartón y se le invitó a reflexionar sobre qué tipo de máscaras podrían estar usando. Después de reflexionar sobre esta pregunta en oración, los estudiantes caminaron hacia la hoguera para quemar las máscaras. Las palabras "eres creado de manera hermosa y maravillosa" fueron dirigidas a los estudiantes mientras lanzaban sus máscaras a las llamas. 

"Fue una semana increíble", dijo Sunberg. “Dios se ha estado moviendo y obrando, y eso es muy emocionante. Aprendí muchas cosas para facilitar mis futuras transiciones: qué esperar de un choque cultural, cómo lidiar con los conflictos, el hecho de que está bien pedir ayuda ... La transición es difícil, pero este evento me ha brindado la esperanza de que puedo superarla.

--Iglesia del Nazareno Asia-Pacífico