El huracán Dorian golpea a las Bahamas y a los Estados Unidos

El huracán Dorian, uno de los huracanes más poderosos registrados en el Atlántico, se detuvo en las Bahamas el domingo y lunes, cobrando la vida de 30 personas y causando una destrucción masiva en las islas Ábaco. La tormenta llegó a Florida, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, provocando fuertes lluvias y creando más de una docena de tornados. 

Aunque la tormenta fue degradada de una categoría 5 con vientos sostenidos de hasta 165 millas por hora (265 kilómetros por hora) a una categoría 2 con vientos sostenidos de 110 millas por hora (175 kilómetros por hora), la exposición prolongada a la tormenta ha causado devastación en las Bahamas. Las primeras estimaciones de la Cruz Roja indican que aproximadamente 13,000 hogares están dañados o destruidos. Como muchas casas, el aeropuerto internacional de Gran Bahama estaba bajo seis pies de agua.

Hay cinco Iglesias del Nazareno en la isla de Gran Bahama, al menos cuatro de ellas han sufrido daños por el agua junto con la mayoría de las casas en las comunidades. El estado completo de las iglesias y la comunidad circundante aún se desconoce mientras la tormenta permanece sobre las islas. Los equipos de la región Mesoamérica están listos para ayudar en las Bahamas y están anticipando que tendrán la necesidad de recibir ayuda por medio de trabajadores calificados, alimentos, agua, paquetes de cuidado, ropa y medicamentos.

Más de 1 millón de personas en los Estados Unidos recibieron la orden de evacuar la costa este antes del avance de la tormenta. En Florida y Carolina del Sur, la Iglesia del Nazareno está movilizando suministros y organizando equipos para responder si surge la necesidad. Varias iglesias, incluyendo las Iglesias del Nazareno Apopka Calvary y  Cross Bridge, están llenando bolsas de arena y ayudando a la comunidad a asegurar y alojar sus hogares. Otras, incluida Melbourne First Church of the Nazarene, han abierto sus instalaciones como áreas de preparación para los esfuerzos de ayuda. El Distrito Florida también está movilizando 3,000 kits de atención en crisis, y los equipos de Respuesta Nazarena en Desastres están a la espera.

Como ayudar

Ore

Ore por aquellos que han perdido a un ser querido, y ore por aquellos que enfrentan la pérdida de hogares y medios de subsistencia. Oremos por la entrega rápida de los suministros y la atención que necesitan, y ore por los meses de recuperación que tenemos por delante. Oremos por aquellos que son más vulnerables durante y después de la tormenta, especialmente adultos mayores, personas con discapacidades y personas que viven en la pobreza. Ore por los líderes de la iglesia y las iglesias que responden a las necesidades a su alrededor. Para enviar una oración o una nota de aliento, vaya a ncm.org/pray.

Ofrende

Las iglesias y las personas de todo el mundo pueden brindar apoyo a través del fondo de Respuesta a Tormentas 2019.  Las donaciones se utilizarán para necesidades inmediatas, como el agua y alimentos, así como los esfuerzos de recuperación y reconstrucción a largo plazo.

Para enviar donaciones por correo:

En los Estados Unidos, haga los cheques pagaderos al "General Treasurer" y envíelos a: 

Global Treasury Services
Church of the Nazarene
P.O. Box 843116
Kansas City, MO 64184-3116

Asegúrese de poner 134047 en el área de notas.

En Canadá, haga los cheques pagaderos a "Church of the Nazarene Canada" y envíelos a:

Church of the Nazarene Canada
3657 Ponytrail Drive, Mississauga, ON | L4X 1W5

Asegúrese de poner 134047 en el área de notas.

Para cualquier otro país, deposite su ofrenda en su iglesia o distrito local, designando su donación para el fondo de Respuesta a Tormentas 2019.