Nazarenos en Alaska son rescatados después que un aterrizaje forzoso dejase al trio varado

Soldotna, Alaska

Josh Smith, su hija, Danielle y John White fueron rescatados por la Guardia Costera de EE.UU. luego de estar varados cerca de 24 horas. (Foto de la Guardia Costera de EE.UU.)

Josh Smith y su suegro, John White, salieron de Anchorage el domingo en la tarde en la avioneta (Cessna 180) familiar para recoger a Danielle, la hija de Smith. El grupo estaba de camino a su hogar cuando de repente desaparecieron a 25 millas noroeste de su destino, de acuerdo al Alaska Dispatch Publishing.

Miembros de la familia comenzaron a preocuparse cuando el avión no llegó a su destino, y el Alaska Rescue Coordination Center and Civil Air Patrol enlistó a voluntarios en avionetas y maquinas de nieve para buscar al trio. Los voluntarios se enfocaron en la Península Kenai del norte, localizado entre el área de partida del avión y su destino.

El pastor de la familia, Bruce Hardesty, contacto al Superintendente del Distrito Alaska de la Iglesia del Nazareno, Paul Hartley, para solicitar oración a medida que la búsqueda comenzó el domingo en la noche, así que Hartley publicó un mensaje en la página de Facebook del distrito.

Inicialmente los voluntarios tenían esperanza a medida que varios aviones recogieron una señal de emergencia, pero luego se enterarían de que la señal necesitaba ser triangulada para ser precisa.

“Como se puede imaginar, la familia – los Smiths y los Whites, al igual que nuestra familia de la Iglesia del Nazareno Soldotna y el Distrito Alaska – estaba muy perturbada durante todo este tiempo,” dijo Hartley. “A medida que pasaba el tiempo, todos nos comenzamos a preocupar más y más.”

Mientras tanto, mientras la urgencia de encontrar al grupo desaparecido aumento, también aumento la cantidad de personas que estaban orando por su regreso seguro.

“Durante está crisis, algo maravilloso sucedió dentro del cuerpo de Cristo – los nazarenos y muchos más,” dijo Hartley. “Recibimos un mensaje de Facebook detrás del otro de personas diciéndonos que estaban orando por nosotros.”

“Al principio eran cientos y luego unos cuantos miles viendo y compartiendo la petición de oración y luego comenzó a hacerse viral esa noche hasta las horas tempranas del lunes en la mañana. Para el mediodía del lunes teníamos sobre 100,000 vistas en nuestra petición de oración en Facebook. ¡Habían personas comentando que estaban orando desde todas partes de Norte América y alrededor del mundo!”

El lunes en la mañana, la búsqueda paso a manos de la Guardia Costera de EE.UU., quien le pidió a los voluntarios que regresaran a sus hogares. A eso de la 1 p.m., la búsqueda se traslado hacía el oeste sobre el Cook Inlet, el cual separa Anchorage y Soldotna.


Josh, John y Danielle caminando hacia el helicóptero de la Guardia Costera de EE.UU. (Foto de la Guardia Costera de EE.UU.)

Cerca de 24 horas después del accidente, un helicóptero de la Guardia Costera localizó el avión estrellado gracias a una llamarada que el grupo disparó al aire.

“Los Smiths y los Whites son nazarenos de mucho tiempo que estaban preparados para cualquier posible dificultad con equipo de supervivencia y vestimenta para el invierno, lo cual les ayudo en este rescate,” dijo Hartley. “Alrededor de las 6 p.m., recibí una llamada telefónica del Pastor Hardesty dejándome saber que el avión y los tres pasajeros habían sido encontrados vivos por la Guardia Costera.”

Fueron volados al Aeropuerto Internacional Ted Stevens en Anchorage, donde fueron evaluados por personal médico antes de ser reunidos con sus familias.

Noreen Price, un investigador de National Transportation Safety Board, explicó que Smith cambió de curso.

“Él escogió esa ruta porque pensó que las condiciones del tiempo serían mejores en el lado oeste,” le dijo Price a Alaska Dispatch Publishing. “Él estaba intentando de aterrizar por completo sobre una pista llena de nieve y en el proceso la avioneta se estrelló.

Hartley está agradecido por las oraciones elevadas alrededor del mundo.

“Solo quisiera darles las gracias a ustedes de parte de las familias y del Distrito Alaska por todas sus oraciones,” dijo Hartley. “¡Nuestro Dios milagrosamente intervino en medio de esta crisis y por eso estamos muy agradecidos!”

Posted in: